Maloclusión, un problema que se puede tratar a tiempo

Maloclusión, un problema que se puede tratar a tiempo - Dental Roca
Roca_Dr_Andres_Roca150x150

Escrito por: Dr. Andrés Roca

Una correcta oclusión dental se refiere a la adecuada relación del maxilar superior con el inferior, cuando todos los dientes superiores e inferiores están bien alineados y se ajustan entre sí y se denomina maloclusión al crecimiento anómalo del maxilar o de la mandíbula. Ocasiona una posición irregular de los dientes y una mordida no equilibrada. Esto conlleva problemas en el funcionamiento del aparato masticatorio. También puede provocar alteraciones que afecten tanto a la salud como a la estética del paciente.

Se calcula que el 75% de los niños y adolescentes padecen este tipo de problema en algún grado. Alrededor de casi un 37% sufren trastornos oclusales severos y pueden necesitar algún tratamiento de ortodoncia para corregir el problema

Causas

Los motivos que pueden ocasionar este trastorno son muy diversos: factores etiológicos como la herencia genética familiar, hábitos anómalos durante la infancia como una deficiente succión, el uso excesivo del chupete, problemas como la deglución atípica, la interposición de la lengua, la respiración oral, o patologías como hipertrofias adenoamigdalares, rinitis alérgicas, etc.

También puede ser a consecuencia de procesos traumáticos, como la pérdida de dientes temporales, caries, ausencia o exceso en la erupción de dientes, etc.

Prevención

Ante esta diversidad de causas, la prevención de la maloclusión tiene también numerosas facetas, como la detención precoz y el consejo genético. Los cuidados durante el embarazo, que consistirán en una alimentación equilibrada con un adecuado aporte de vitaminas. Así como evitar exposición a Rayos X, medicamentos peligrosos, enfermedades de transmisión sexual o drogas.

Asimismo, durante el parto se pueden producir problemas o lesiones, bien sea en la mandíbula o en los nervios faciales, o aquellos más graves derivados de una parálisis cerebral.

Cuidados durante la infancia y adolescencia

El proceso de formación y crecimiento de los huesos durante la infancia exige una serie de cuidados que pueden llegar a prevenir este tipo de problemas.

Entre los seis meses y los tres años los padres son los responsables absolutos de la salud bucodental del niño. La aparición de los dientes temporales deberá ser vigilada para que se desarrolle correctamente la masticación o la fonación.

Es importante recordar que cuando aparecen los primeros molares temporales y se produce el primer contacto oclusal. El niño ya es capaz de masticar, por lo que deberá pasar a una dieta sólida. Se realizará con el fin de que se activen y desarrollen sus músculos meseteros, así como sus estructuras óseas asociadas.

Entre los 3 y los 6 años, la edad preescolar, el niño debe comenzar a aprender hábitos de higiene. Como usar flúor con moderación para evitar la placa bacteriana (pues ha aumentado su consumo de hidratos de carbono) y acudir ya a revisiones periódicas.

De los 6 a los 12 años se debe controlar la placa y comenzar a usar hilo de seda dental. En esta etapa se producen los principales cambios relacionados con la oclusión, por lo que el especialista deberá valorar la necesidad de un tratamiento de ortodoncia.

Finalmente, de los 12 a los 16 años, en la adolescencia, es conveniente intensificar los hábitos de higiene, reducir la ingesta de hidratos de carbono y acudir regularmente al dentista.

Maloclusión, un problema que se puede tratar a tiempo - Dental Roca

Ortodoncia interceptiva

Como en cualquier otro asunto relacionado con la salud, resulta evidente que detectar un problema de maloclusión dental a tiempo y corregirlo durante la fase de crecimiento. Esto nos ahorrará muchos problemas en nuestro futuro de adulto.

Entre los 6 y los 11 años se está produciendo el crecimiento de los huesos como el maxilar superior y la mandíbula. Estos aún son moldeables y se pueden dirigir y equilibrar, corrigiendo su posición y su tamaño.

Asimismo, es una época en la que se da una dentición mixta, es decir, con presencia de dientes temporales y permanentes. Por ello es el momento adecuado para detectar algún tipo de anomalía e intervenir.

En tal caso, el odontopediatra y el ortodoncista aconsejarán la necesidad de utilizar algún tipo de aparato corrector. Son aconsejables con el fin de evitar complicaciones o anomalías en un futuro. Estas, generalmente, obligarían a practicar ortodoncias largas y complicadas o incluso llevar a cabo intervenciones mucho más invasivas, como extracción de dientes o cirugía ósea.

Maloclusión, un problema que se puede tratar a tiempo - Dental Roca

El consejo

Desde Dental Roca aconsejamos a los padres que sus hijos inicien una rutina de visita a su dentista desde la aparición de los primeros dientes de leche. Así se podrá vigilar el correcto desarrollo de su dentición. Detectando así a tiempo los posibles problemas y tomando las medidas correctoras que aseguren una dentadura sana y una sonrisa perfecta.

Para las primeras etapas de vida de los niños nuestra clínica cuenta con especialistas como la odontopediatra Dra. Flor Revilla. Ella asesorará a los padres en el cuidado adecuado de la dentición temporal y mixta. Además, contamos con la ortodoncista Dra. Verónica San José, con acreditada experiencia en solucionar cualquier tipo de trastorno oclusal.

 

Dr. Andrés Roca

Si quieres saber más sobre el Dr. Andrés Roca puedes consultar su página personal o ver su Currículum

© Dental Roca, febrero 2019

Artículos escritos por el doctor

    Pide cita llamando al 965 467 624

    Llámanos cuando quieras. Estaremos encantados de atenderte y darte cita lo antes posible.



    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las cookies y nuestra política de cookies.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies