Odontopediatra, el dentista amigo de los niños y adolescentes

Hoy queremos presentaros a una persona muy importante dentro del equipo de doctores y especialistas de Dental Roca, se trata de nuestra odontopediatra, Flor María Revilla, y vamos a explicaros por qué es tan importante su trabajo.

Odontopediatra, el dentista de los niños y adolescentes - Dental Roca

¿Quién es el odontopediatra?

Es el dentista especializado en examinar los dientes, encías y mandíbulas de los niños y adolescentes. Posteriormente tratará y corregirá las posibles anomalías o patologías que puedan sufrir, con el fin de que de adultos tengan una buena salud bucodental. Su actuación preventiva en las primeras etapas de la vida es esencial. La relación de seguridad y confianza que establece con sus jóvenes pacientes contribuye a que de adultos estos tengan una actitud receptiva ante la necesidad de los tratamientos dentales.

¿Cuándo hay que comenzar a visitarlo?

Los dientes de leche o temporales son más importantes de lo que se suele creer, pues de su correcto estado y desarrollo depende que se eviten problemas posteriores en la dentición definitiva. Los primeros dientes aparecen a los seis meses, generalmente los incisivos centrales inferiores, sobre los ocho salen los superiores, luego el resto de incisivos y los caninos. A continuación el primer molar temporal y más tarde los segundos molares temporales, ya hacia los 24 meses. Pues bien, lo más recomendable es comenzar a visitar al odontopediatra entre los seis meses y el primer año de vida, y acudir con cierta frecuencia, para que este haga un seguimiento del desarrollo y crecimiento de la dentición.

¿Qué tipo de problemas detecta y resuelve?

Las autoridades sanitarias han detectado que algunos niños llegan a edad escolar con caries en sus dientes de leche. Puede ser que haya hábitos que se deban corregir, como untar el chupete con productos dulces para calmar a sus bebés, o alargar demasiado su uso, que nunca debe sobrepasar el tercer año de vida. Además de los problemas ocasionados por falta de higiene o alimentación con demasiados azúcares, los casos más frecuentes que se detectan en los niños son cuestiones como el tamaño, la forma o el número de dientes, por exceso o por defecto. También problemas como la maloclusión o mordida incorrecta; los traumatismos o fracturas causados por caídas, habituales en esas edades, etc.

Odontopediatra, el dentista de los niños y adolescentes - Dental Roca

¿Qué tratamientos se llevan a cabo?

Por lo que respecta a las fracturas de piezas dentales, que suelen afectar principalmente a los incisivos delanteros, es importante acudir de forma urgente al odontopediatra para evaluar el tratamiento adecuado. Es muy importante sobre todo en el caso de la avulsión dental permanente, cuando el diente ha sido desalojado por completo de su alvéolo y del hueso alveolar. Existen otras técnicas como el sellado, que consiste en la aplicación de un revestimiento plástico permanente en la zona oclusal de los molares, con el fin de preservarlo de las caries y alargar su conservación. Si ha habido daño parcial o total en el nervio, antes de obturar se procede con actuaciones como la pulpotomía (se elimina la pulpa o nervio en parte), o la pulpectomía (se elimina del todo). El odontopediatra suele solucionar la mayoría de los problemas y, cuando se necesita intervenir para llevar a cabo una corrección más problemática, deriva al joven paciente  al ortodoncista.

¿Qué precauciones higiénicas se deben adoptar?

Es muy importante que los niños adquieran desde muy pronto hábitos higiénicos correctos, viviéndolo como una rutina amable y divertida. Antes de que aparezcan los primeros dientes de leche, es conveniente limpiar las encías del bebé con una gasa suave tras la lactancia. La limpieza o higiene dental debe iniciarse desde que erupciona el primer diente de leche en la boca del bebé, con el fin de prevenir las caries a edades tempranas. Después, el niño usará un cepillo infantil muy suave y un gel específico para cepillarse, siempre bajo la vigilancia de sus progenitores. A partir de los 6 o 7 años, ya puede comenzar a usar el hilo dental y el enjuague bucal, pues ya tiene control de su deglución y es consciente de que no debe tragárselo.

Te esperamos.

Si tienes un peque y están comenzando a salirle los dientes, la doctora Flor María Revilla estará encantada de echar un vistazo al estado de su salud bucodental, así como darte unos consejos de higiene y alimentación para que todo vaya genial.

 

© Dental Roca, 2019