Busca el mejor momento

El momento más adecuado para conseguir unos buenos hábitos de salud oral es durante la infancia, por lo que es muy importante comenzar en esta etapa la educación y la prevención oral para el buen establecimiento de los mismos.

.

Consejos para cuidarte

La limpieza bucal diaria es muy importante para la salud, porque evita que la acumulación de bacterias dañen su esmalte y se formen caries, también evita la acumulación de placa bacteriana y con ello la formación de sarro que puede producirle incluso la caída de los dientes por enfermedades periodontales.

Tratamiento diario

Mantener una adecuada higiene oral es fundamental durante toda la vida. Se aconseja que con la erupción de los primeros dientes se inicie el cepillado de los mismos por parte de los padres o cuidadores del niño hasta los 2 años de edad con un cepillo blando infantil adaptado a la edad del niño, la pasta de dientes se puede suministras a partir de los cuatro años. El cepillado diario reduce la cantidad de bacterias en la boca.

 

Higiene oral

Se aconseja cepillar los dientes de los niños a partir del cuarto año con pasta fluorada 2 veces al día, (cantidad equivalente al tamaño de un guisante). La higiene oral debe ser supervisada y repasada por los padres o cuidadores del niño. A partir de los 7 años de edad los niños son capaces de cepillarse los dientes por sí mismos 3 veces al día, pero requiere la supervisión de un adulto  hasta los 10-11 años de edad.

Se debe elegir un tamaño de cepillo dental adecuado  a la edad de su hijo y reemplazarlo cada 3 meses . A partir de los diez años, también es importante utilizar el hilo dental  una vez al día.

.

Dieta

 La placa dental es una película pegajosa de bacterias que constantemente se forma sobre la superficie de los dientes.

Cuando se combina con el azúcar de la comida y bebidas, la placa bacteriana produce ácidos que atacan el esmalte del diente. Repetidos ataques ácidos pueden dañar el esmalte  y, eventualmente, el resultado es la caries. Picar o comer entre horas expone a los dientes a repetidos ataques ácidos. Por ello, el objetivo es reducir el número de comidas entre horas que contengan carbohidratos , especialmente azucares, y sustituirlo por “snaks” ricos en proteínas como el queso . Hay que prestar atención a los efectos del frecuente consumo de bebidas azucaradas, incluidos zumos y bebidas gaseosas, y de los “snaks” no nutritivos, dulces y bollería industrial.

 

Visita regular al dentista

Las revisiones dentales regulares y un cuidado dental preventivo, como higienes orales y fluorizaciones, provee a nuestros hijos de una buena salud oral. Se recomienda que la primera visita al dentista sea a los tres años de edad .

En función del riesgo de caries individual de cada paciente, las revisiones se realizaran cada 3 meses, 6 meses o cada año. El riesgo de caries individual lo determinara nuestra odontopediatra